5th June 2008

Cosmética natural para Dientes

Una sonrisa deslumbrante es una de las primeras armas de la seducción. Desgraciadamente, nuestros dien­tes son frágiles. Se cubren de sarro, se vuelven amarillen­tos y, bajo los efectos del tabaco, a veces se rayan.
Para que sigan siendo blancos, se puede naturalmente acudir con regularidad al dentista, para que proceda a una limpieza. Es además una excelente precaución, ya que el especialista aprovechará la ocasión para verificar que no exista alguna pequeña caries en formación. Sin embargo, no se debe abusar de estas limpiezas, que terminan por desgastar el esmalte. Entre dos visitas al dentista, se puede conservar toda la blancura de los dientes cepillándolos una vez por semana con bicarbonato sódico, o, mejor, frotán­dolos con un cuarto de limón. Este segundo método, además de eliminar el sarro y las manchas amarillas que deslustran el esmalte, desinfecta y refuerza las encías.

Popularity: 14% [?]

Clasificado en Dientes | 2 Comentarios