5th June 2008

Cosmética natural para Dientes

Clasificado en Dientes |

Una sonrisa deslumbrante es una de las primeras armas de la seducción. Desgraciadamente, nuestros dien­tes son frágiles. Se cubren de sarro, se vuelven amarillen­tos y, bajo los efectos del tabaco, a veces se rayan.
Para que sigan siendo blancos, se puede naturalmente acudir con regularidad al dentista, para que proceda a una limpieza. Es además una excelente precaución, ya que el especialista aprovechará la ocasión para verificar que no exista alguna pequeña caries en formación. Sin embargo, no se debe abusar de estas limpiezas, que terminan por desgastar el esmalte. Entre dos visitas al dentista, se puede conservar toda la blancura de los dientes cepillándolos una vez por semana con bicarbonato sódico, o, mejor, frotán­dolos con un cuarto de limón. Este segundo método, además de eliminar el sarro y las manchas amarillas que deslustran el esmalte, desinfecta y refuerza las encías.

Popularity: 14% [?]

Enlaces Relacionados

Este artículo ha sido escrito el Thursday, June 5th, 2008 at 8:28 pm y ha sido clasificado en Dientes. Puedes seguir respuestas a este artículo en RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario , o trackback de tu propio sitio.

Comentarios respecto a “Cosmética natural para Dientes”

Tus comentarios le interesan a todo el mundo, déjanos saber que piensas....

  1. 1 El July 26th, 2008, Dra. Alcaide dijo:

    Me veo en la obligación de informar que tanto el uso del bicarbonato de sodio como el del limón tienen, aunque por razones distintas, consecuencias nefastas para el esmalte dental.
    Es absolutamente alarmante y temerario que se los recomiende para la eliminación de manchas, que por otra parte, no siempre son superficiales o tienen la misma causa…
    El bicarbonato, (así como el perborato, la sal de cocina, etc.) son muy abrasivos y “lijan” el esmalte. El limón (vinagre, zumo de fresas, etc.) son ácidos y actúan desmineralizando la capa de esmalte. Sea como fuere, la capa de esmalte se debilita dejando el diente desprotegido frente a todo tipo de agresiones. Cabe recordar que el esmalte NO SE REGENERA y que por lo tanto el daño sufrido es permanente.
    El uso de esos productos es causa frecuente de costosos tratamientos odontológicos que podrían perfectamente ser evitados.
    Las manchas de tabaco, té, café… se evitan haciendo uso de una correcta técnica de cepillado con un buen dentífrico y reduciendo, en la medida de lo posible, el consumo de esos agentes que manchan el esmalte.
    Las revisiones y limpiezas semestrales realizadas por personal capacitado y con productos de uso profesional, (cuyo poder de abrasión es mínimo), no son comparables, bajo ningún concepto, con el uso continuado de los métodos caseros aquí sugeridos.

    Cordiales saludos.

  2. 2 El April 16th, 2009, tere dijo:

    mi papá se limpiaba los dientes con tortilla de maiz quemada y despues se sepillaba con agua de limón con carbonato SIN pastas dentales……..les comento que nunca tubo mal aliento y a sus 85 años conservo todos sus dientes hasta su muerte.

Escribir un comentario