16th August 2007

Remedios Contra Los Sabañones

Clasificado en Sabañones |

Con el invierno suelen llegar los molestos sabañones. Sin embargo, no es el frío la causa directa sino la alternancia de frío y calor. Además de esta causa, la humedad del sudor es un factor importante.

Un sabañón (Eritema pernio) es una tumefacción más o menos circunscrita de la piel producida por el frío y que se presenta generalmente en los dedos de las manos y de los pies, orejas, etc. Dicha tumefacción suele ser pruriginosa, e incluso flictenular y ulcerada. Puede considerarse como una congelación en primer grado.

Junto a la importancia del frío, otros factores favorecerán la formación de sabañones: la humedad, que sobre todo afecta a los pies con calcetines mojados, puesto que se pierde gran cantidad de calor por conducción a través de la ropa mojada; el viento, que contribuirá a la dispersión del calor orgánico; los cambios de temperatura muy bruscos, que no dan tiempo a una correcta adaptación de los vasos sanguíneos; el tabaco y el alcohol y la falta de ejercicio muscular.

No conviene estar demasiado tiempo quieto y a la intemperie en épocas muy frías.

Además de todos estos factores, favorecedores de la aparición de sabañones, hay personas que tienen una marcada predisposición a los mismos: son quienes tienen trastornos circulatorios, manos y pies fríos, etc.

Para prevenir los sabañones es aconsejable tonificar el organismo: gimnasia, baños de sol, alimentación adecuada, etc. Se evitarán aquellas prendas de vestir que dificulten la circulación: medias y calcetines estrechos, zapatos y guantes que aprieten, etc. Además, un buen recurso para evitar la formación de sabañones consiste en frotar con energía manos, pies u orejas cuando los notemos fríos.

Tratamiento

El método clásico para el tratamiento de los sabañones consiste en el baño alternativo, frío y caliente. Podrá sorprender que se aplique, en apariencia, la misma causa de la afección, pero si nos fijamos observaremos que en el tratamiento emergimos en agua la parte afectada y el calor es húmedo, mientras que cuando queremos calentar los pies fríos y los acercamos a una fuente de calor, éste es seco, lo cual favorece la desecación de los tejidos y la mortificación de las células, lo que origina los sabañones.

Prepararemos, pues, un recipiente adecuado para tratar la parte afectada (un barreño, por ejemplo) llenándolo con agua del grifo (fría, a temperatura ambiente). Lo pondremos al lado de otro recipiente igual, con agua caliente en el límite de lo tolerable, procurando que se mantenga esta temperatura añadiendo agua caliente a medida que se enfríe.

Puede añadirse al agua caliente una decocción de seis cucharadas de hojas de nogal por cada litro de agua, y dejando hervir unos quince minutos.

A continuación se frota con las manos la zona a tratar, y se sumerge en el recipiente con agua caliente. Mantener allí durante unos tres minutos. Pasado este tiempo, introducir la zona afectada durante 30 segundos en el recipiente de agua fría. Repetir esta operación unas cinco veces. Terminar con un baño caliente de medio minuto. Repetir el tratamiento tres veces al día.

También puede aplicarse sobre el sabañón un poco de aceite de almendras dulces, que relajará y ablandará el eritema.

Si no se los ha podido evitar, a pesar de las medidas preventivas, los sabañones se pueden tratar con algunas aplicaciones hidroterapéuticas. Por ejemplo, si aparecen en los pies, se tomarán breves pediluvios alternados, fríos y calientes, de unos 15 segundos de duración, con agua sola o con una decocción de hojas de nogal.

 

El sudor en las manos y en ¡os pies

Sin la transpiración dejaríamos de existir, moriríamos de fiebre. Sin embargo, en el caso concreto del sudor en manos y pies puede contribuir algún tipo de trastornos, además del habitual trabajo de las glándulas del organismo. He aquí algunas recetas contra el sudor. Las cantidades que se indican son para un litro de agua:

  • Un puñado de hojas y flores de borraja.

  • Un puñado de flores de eucalipto.

  • Un puñado de yemas de pino o abeto.

  • Un puñado de planta entera triturada de cola de caballo.

  • Un puñado de pétalos de rosa.

  • Un puñado de paja de avena.

  • Un puñado de hojas y flores de salvia.

  • Un puñado de corteza triturada de saúco.

  • Un puñado de madera desmenuzada de tilo.

Algunas de ellas pueden mezclarse en diferentes proporciones, para acentuar los resultados, adecuándolos a la personalidad y a la reacción de cada uno.

Popularity: 3% [?]

Enlaces Relacionados

Este artículo ha sido escrito el Thursday, August 16th, 2007 at 6:37 pm y ha sido clasificado en Sabañones. Puedes seguir respuestas a este artículo en RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario , o trackback de tu propio sitio.

Comentarios respecto a “Remedios Contra Los Sabañones”

Tus comentarios le interesan a todo el mundo, déjanos saber que piensas....

  1. 1 El August 17th, 2008, gonzalo dijo:

    pues quiero respuestas fasiles mi abuela se muere de dolor y es viejita ayuda rapida plis

  2. 2 El April 16th, 2009, tere dijo:

    Hola Gonzalo, yo te recomiendo que uses crema de Arnica, es excelente

  3. 3 El August 17th, 2009, davinia dijo:

    hola tengo 27 años y cada vez que se acerca el invierno quiero morirme,me duelen tanto las manos de los sabañones es que no puedo hacer nada,no encuentro solucion necesito que alguien me de algo eficaz porfavor os lo agradecería gracias,enviarme un correo porfa

Escribir un comentario